miércoles, 8 de noviembre de 2017

TÉCNICAS DE ESTUDIO PARA MEJORAR EL APRENDIZAJE


El aprendizaje es un proceso de adquisición de habilidades y conocimientos que se produce a través de la enseñanza, la experiencia y/o el estudio.

De esta manera, las técnicas de estudio son herramientas que puede utilizar un alumno o alumna para facilitar el aprendizaje.

A continuación, compartiremos una serie de recomendaciones para alcanzar un óptimo desarrollo de vuestros hijos e hijas durante el estudio y preparación de los exámenes.
LUGAR DE ESTUDIO
CARACTERÍSTICAS:

  • Habitación propia, sin malos olores, aireada y ventilada, ni mucho calor ni frio, sin ruidos ni distracciones (tv, hermanos, móvil…).
  • Siempre el mismo lugar, esto hará más fácil conseguir el hábito de estudio diario y ahorrará esfuerzos inútiles.
  • Mesa de trabajo amplia donde esté todo el material que va a necesitar sin distractores.
  • Luz preferiblemente natural, si no que sea luz blanca y que proceda del lado contrario a la mano con la que escriben.
  • Mesa y silla en consonancia con la altura y con respaldo.
  • Cuidar la postura
  • Si es posible deben evitarse todo tipo de ruidos audiovisuales: radio, televisión, imágenes que distraigan, conversaciones de otros, etc.
  • Es conveniente que en la habitación haya una estantería para colocar los libros y el material que se necesita, un tablón de corcho para colocar el horario de estudio, las fechas de los exámenes, avisos, etc.

CÓMO PLANIFICAR EL ESTUDIO:
  • Antes de ponerse a estudiar hay que tener en cuenta todo lo que van a necesitar (bolis, diccionarios, apuntes…) y ponerlos encima de la mesa.
  • Hacer un horario planificado pero flexible, donde quede reflejado el horario de estudio y el de ocio y descanso.
  • Hacer los deberes y repasar las lecciones que explican los profesores y profesoras.
  • Anotar en la agenda todas las tareas que mandan los profesores y las fechas de los exámenes.
  • Durante el tiempo de estudio es necesario realizar un pequeño descanso, entre 5 y 10 minutos.
  • Hay que comenzar por tareas de dificultad media. Continuar con las tareas más difíciles y acabar con las actividades más fáciles.
  • Los días que haya pocos deberes aprovechar para repasar.
EL MÉTODO DE ESTUDIO: 
  • PRELECTURA: Consiste en leer rápidamente la pregunta o el tema para hacernos una primera idea. Servirá para saber de qué va el tema. También debemos acudir al diccionario para buscar las palabras desconocidas y es aconsejable también realizar notas al margen de cada tema.
  • LECTURA DETENIDA Y SUBRAYADO: Consiste en la lectura detenida y detallada del texto subrayando las ideas principales del mismo. Hay que leer párrafo a párrafo y, después, anotar al margen la idea principal y subrayar las ideas más importantes. A la hora de subrayar utiliza marcas diferentes para distinguir las ideas principales de las secundarias
  • ESQUEMA: Ahora tenemos que organizar de forma ordenada y estructurada las ideas que hemos seleccionado anteriormente. Los esquemas nos facilitan la memorización porque nos ofrecen un dibujo de las ideas principales del texto relacionadas unas con otras. Existen varios tipos de esquemas: de llaves o flechas, numérico, ramificado, mapa mental y mapa conceptual.
  • RESUMEN: El resumen no es copiar trocitos del texto sino trasladar al lenguaje lo esencial que dice el texto. A partir de las ideas seleccionadas o del esquema o mapa se construye un texto empleando las propias palabras.
  • MEMORIZACIÓN: Para memorizar hay que repetir, mentalmente o por escrito, en varias ocasiones los esquemas para fijar los contenidos. A continuación, hay que intentar evocar los datos, tratar de recordarlos mentalmente o, mejor, por escrito.
          Algunas técnicas para mejorar la memoria:
  • Técnica de la historieta: consiste en crear una historia relacionando entre sí los conceptos que hay que memorizar.
  • Memoria asociativa: es una manera de organizar la información estableciendo relaciones lógicas para recordar con mayor facilidad.
  • Técnica de la cadena de imágenes: relacionar en serie todos los conceptos que tengas que memorizar. Hay que asociar la imagen de la primera palabra con la segunda, ésta con la tercera y así hasta llegar a la última.
  • Técnica del acróstico: Creación de palabras inventadas con la primera letra o sílaba de los contenidos que hay que memorizar. Cada letra es una pista para recordar una idea.
  • Preguntar el por qué: Darle un significado y sentido a lo que debamos memorizar.
  • Construir imágenes mentales
  •  REPASO: Hay que darles un repaso final a las preguntas y temas para comprobar que ya se sabe. No hay que limitarse solamente a aprender el esquema sino que es conveniente explicarlo cada uno a su manera con objeto de encontrar y utilizar expresiones y palabras adecuadas.
          El fichero de los repasos
  • Para la construcción del fichero, buscamos tres sobres pequeños y uno grande. Los numeramos del 1 al 4, pero este último número lo escribimos en el sobre grande. Por delante escribimos el nombre de una asignatura.
  • Después, cogemos un folio y lo dividimos en 8 partes iguales. Recortamos cada parte y fabricamos suficientes fichas.
  • Cualquier pregunta o dato que nos resulte difícil o nos parece importante, lo copiamos en una de las fichas. Por un lado escribimos la pregunta y, por el otro, la respuesta.
  • Cada ficha que realicemos la introducimos en el sobre número 1, y así sucesivamente hasta que juntemos bastantes.
  • Sobre el funcionamiento del fichero, debemos tener en cuenta lo siguiente:
SOBRE Nº 1: Cada dos o tres días, sacamos las fichas del sobre y leemos cada pregunta. Si la recordamos, comprobamos que está bien y esa ficha la metemos en el sobre número 2. Lo repetimos con el resto de las fichas. Cuando no recordemos una pregunta, miramos la respuesta y la volvemos a introducir en el sobre nº 1.

SOBRE Nº 2: Cuando tengamos bastantes preguntas, debemos repasar. Sacamos una pregunta, si la sabemos, al sobre número 3. Si no la recordamos, miramos la respuesta por detrás y la dejamos en el sobre nº 1.

SOBRE Nº 3: Procedemos igual que en el sobre nº 2. Pero recordamos que si una pregunta no la sabemos, pasa al sobre nº 1.

SOBRE Nº 4: Cuando lleguen aquí todas las preguntas es que ya nos las sabemos. Recordamos que a lo más difícil tenemos que dedicarle más tiempo (sobre nº 1).
RECOMENDACIONES DURANTE EL EXAMEN:
  • Hay que tener en cuenta el tiempo que tenemos para el examen y el número de preguntas. Podremos controlar su uso calculando el promedio de tiempo que tenemos por cada pregunta.
  • Empezaremos leyendo todas las preguntas, debemos fijarnos bien en lo que se pide. Leemos todo el enunciado y volvemos a leerlo bien si es necesario.
  • Contestamos primero las preguntas que sepamos, sin extendernos demasiado y con la información ajustada a lo que se pide en ellas. Si necesitamos completar alguna, la dejamos para el final. Después, abordamos las preguntas que no sepamos o sepamos peor.
  • Por último, repasamos nuestras respuestas antes de entregar.

Autoras: María Pomares y Andrea Madrid  
               Terapeutas del CRAE (Alicante)

No hay comentarios:

Publicar un comentario